La salud intestinal y hepática en las personas con intolerancias, ya sea al gluten o a la lactosa es el principal objetivo en la consulta nutricional. Cada día mas personas tienen vómitos y diarreas recurrentes, dolores de barriga intermitentes y gases debido a intolerancias y sensibilidad a ciertos alimentos.
Trás el diagnóstico de celiaquia o sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC), comienza una nueva vida: mejoría isofacta en cuanto retiramos el gluten, pero en la mayoría de los casos no hay recuperación de los valores fisiológicos. ¿ A que se debe?
Las intolerancias desarrollan un intestino hiperpermeable y viceversa,  un intestino hipermeable puede desarrollar intolerancias. Los pequeños espacios que tenemos entre las células del intestino se vuelven grandes y permiten la entrada de moléculas dañinas y de muy difícil absorción. Además, las bacterias que viven en las vellosidades de éstas células, encargadas de controlar esa entrada también desaparecen, por lo que nos quedamos con una puerta de entrada muy grande y  sin controlador.
 
Eliminar el gluten nos hace sentir bien, pero la alimentación que solemos escoger no regenera nuestra salud. Ultraprocesados sin gluten no mejoran ni reparan la hiperpermeabilidad ni favorece nuestra microbiota, aliada indispensable para personas con los intestinos dañados. Por eso debemos de eliminar los procesados gluten free, llenos de conservantes, saborizantes y  refinados que alteran el equilibrio de las bacterias y agravan la inflamación intestinal.
La propuesta es una alimentación que:
- Repare nuestros intestinos
- Favorezca el desarrollo de la microbiota
- Regenere las vellosidades de la mucosa
- Corriga la hipermermeabilidad intestinal

 Alicia Robles Mayoral:

  • Facebook Alimenta tu salud
  • Instagram alicianutricionintegrativa

Tel : 669898227